Hay varios motivos que me inspiraron para escribir esta historia. Entre ellos, el sorprendente olvido histórico sobre la hazaña del doctor Xavier Balmis, aún vigente. A pesar de los actos oficiales que conmemoran la Expedición Filantrópica de la Vacuna, su gesta no ha logrado impresionar la retina de los historiadores de la medicina universal. Y existe un componente de misterio, alimentado por la etapa asiática de Balmis. El doctor llegó a Cantón para ofrecer la vacuna a los chinos, surcando mares infestados de piratas. ¿Qué hubiera sucedido si uno de sus discípulos, con la vacuna aún caliente en su cuerpo, hubiera caído en manos de bandidos?

Esa chispa fue la que encendió Los Hijos del Cielo.


 

XAVIER BALMIS EN EL SIGLO XXI